Muchísima calidez en apenas 35m2


31 oct. 2013













¿Cuántas veces hemos dicho (y hemos oído) esa frase de "necesito más metros cuadrados en mi casa" para meter en ella todas las piezas con las que quiero decorarla? Yo al menos, acaparador compulsivo, la digo (o por lo menos la pienso) unas 3 o 4 veces al día. Pues bien, el apartamento sueco que hoy quiero compartir con vosotros es la prueba evidente de que con apenas 35m2 puede tenerse una vivienda preciosa, con muchísimo encanto y con muebles perfectamente escogidos.

La práctica totalidad del apartamento, con excepción de la cocina y el baño, es una sola estancia (muy amplia) compartida por el salón y el dormitorio. Paredes y techos blanquísimos (y altísimos), a los que se une una luminosidad envidiable, dan la impresión de un espacio mucho más amplio. El suelo de madera natural, la preciosa (y escultural) chimenea, típicamente nórdica, junto a una cuidada selección de mobiliario y piezas decorativas (las maletas, el pupitre, la banqueta, etc.) vintage, dan al conjunto una gran calidez.

Mención aparte merecen las lámparas de toda la casa, de estética industrial en su mayoría, que conjugan perfectamente con el resto de muebles.

¿No os parece preciosa? Parece mentira que apenas tenga 35 m2. ¡No vuelvo a quejarme!

Procedencia de las imágenes: Alvhem

Marantikk y La Recova, dos tiendas, dos estilos


30 oct. 2013










Una de las cosas que tenía pendientes desde hacía tiempo y que en este último viaje a Madrid he podido, por fin, hacer era visitar las tiendas de Marta (Marantikk) y de África y Luis (La Recova). A la primera solo la conocia virtualmente (tengo mucha relación con ella a través de Instagram), pero no conocía su tienda más que por fotos; con los segundos había coincidido en varias ferias y eventos, habíamos hablado mucho, pero no había pasado todavía por su local. Dos tiendas totalmente diferentes, dos estilos muy alejados, pero ambas encantadoras.

Primero me fui donde Marta (su tienda, en la calle Santa Ana, 13), también restauradora y diseñadora, un verdadero gabinete de curiosidades, o cámara de maravillas, donde el encanto reside en encontrar la pieza deseada entre las innumerables que la tienda atesora. Multitud de espejos sol (una de mis debilidades) decoran las paredes y dialogan amigablemente con antiguas latas de Cola-Cao, letras de comercio, cómodas y vitrinas del XIX o encantadoras vajillas desparejadas.

A continuación, a visitar a África y a Luis (en la Plaza General Vara de Rey, 7), con un concepto de tienda muy diferente. Después de haber visto La Recova en infinidad de fotografías, tenía muchas ganas de verla in situ y la verdad es que me gustó aún más. Lo primero que llama la atención es el "Seiscientos" que tan bien representa el espíritu de la firma, porque La Recova es el paraíso de los amantes de la decoración retro, del mobiliario nórdico de las décadas de los 50 a los 60. Sillones con preciosos tapizados, aparadores daneses, cerámica y lámparas alemanas..., todo lo necesario para dar a la casa un toque "madmen" genial.








No dejéis de visitar ninguna de las dos. Dos tiendas, dos estilos, pero un único propósito: alegrarnos la vida con piezas preciosas.

Más información: Marantikk, La Recova

Restaurante Dray Martina: Otro gran proyecto de Madrid in Love


29 oct. 2013










Como os contaba en el post de ayer, el sábado por la noche, nos fuimos con Teresa y Txomin, de El Viejo Almacén, tras un ajetreado día de trabajo (por lo menos para ellos) en la Feria de Desembalaje, nos fuimos, decía, a cenar al restaurante Dray Martina, la última aventura de los artífices de Madrid in Love, uno de los fenómenos del mundo deco más interesantes y exitosos de los últimos tiempos en nuestro país. En la entrada del abarrotado restaurante (desde que abrió sus puertas, hace apenas dos meses, se ha convertido en el local más in de Madrid) pude conocer a Juan Luis, uno de los dos miembros del proyecto Madrid in Love, un tipo muy simpático y atento, cuya casa ya protagonizó un post en Etxekodeco.

El restaurante, como cabía esperar, tiene una decoración muy cuidada en la que es visible, ya desde la entrada, el sello de Madrid in Love: piezas con historia, muebles de madera decapada, recuperados, mucho vintage y elementos naturales, todo ello mezclado con otras piezas de nuevo cuño, pero siempre entrañables y cálidas. Aderezando todo ello, el color blanco y el de la madera natural como denominadores comunes. 

Mucho cuidado en los detalles, como puede verse en las fotos siguientes (de Trexa), con especial atención al tratamiento de las paredes, en las que han conseguido un efecto "devastado" muy efectivo. En cuanto a la comida, una carta no muy extensa pero con platos geniales (las croquetas de cecina, son simplemente espectaculares) y muy elaborados. Para los golosos, atención a la tarta casera de zanahoria que podéis ver en la última imagen, ¡para chuparse los dedos!







¡Absolutamente recomendable! Un cierre de lujo para una jornada genial.

Más información: Dray Martina

Procedencia de las imágenes: 1-5 y 7, Revisión interior; 6 y última, mías; el resto, Un, dos,trexa



Resultado del sorteo del reloj

El ganador del sorteo del reloj, gentileza de Westwing, que hemos tenido en el blog toda la pasada semana, ha sido el participante número 5, Pedro Díaz, del blog Ambrosía. ¡Enhorabuena Pedro, qué lo disfrutes!


(Otro) fin de semana madrileño: Desembalaje de Antigüedades


28 oct. 2013













Como muchos de vosotros sabéis, este pasado fin de semana se ha celebrado en Madrid la XL edición de la Feria de Desembalaje de Antigüedades y, como todos vosotros sabéis (por lo menos los que me seguís habitualmente), asistir a este tipo de eventos me encanta, así que, ni corto ni perezoso, y como en el País Vasco el viernes era día festivo, allí que me planté. Pocas veces me decepcionan, por no decir ninguna (sé que soy muy poco crítico ya que soy un verdadero entusiasta), estas ferias, porque siempre veo cosas que me gustan. En las imágenes anteriores podéis ver algunas de las piezas que más llamaron mi atención: mucho vintage, retro, industrial, vamos..., ¡como niño con zapatos nuevos!, como suele decirse.

Y otra de las razones por las que intento no perderme ninguna de estas ferias, es porque allí siempre me encuentro con amigos, como Itziar, de "El Taller de Chloé", con piezas tan especiales como las que podéis ver en las tres imágenes siguientes: delicados frascos de farmacia, de color ámbar; un precioso espejo de viaje, de tres hojas; o las siempre presentes telas de lino, entre otras muchas cosas. También pude charlar con Roberto de "Barataria" (su stand en las otras tres imágenes), con una mezcla sensacional de estilos y, sobre todo, con unos sorprendentes focos auténticos de cine, convertidos en originalísimas lámparas. Las tres últimas imágenes corresponden al espacio de los amigos Teresa y Txomin, de El Viejo Almacén, con piezas siempre seleccionadas con mimo: industrial y vintage en estado puro. Al final rematamos la jornada yéndonos a cenar con ellos al Dray Martina, pero esa es otra historia de la que os daré cuenta mañana.
 











Por cierto, para los que pensabáis que me había ido con las manos vacías, ¡noooo! Me he traído un chulísimo jarrón de cerámica alemana, ¡que tenía unas ganas! ¿Qué os parece? ¿A qué es precioso?





Diseño por Photonica
Copyright © Etxekodeco
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...